Seguro que has oído hablar  de los números primos, pero, ¿sabes exactamente lo que son? En este artículo nos encargamos de contarte todo acerca de ellos. Si tienes ganas de aprender, esto te interesa.

¿Qué es un número primo?

La definición correcta es la de un número natural que solo puede dividirse por uno y por sí mismo. Por tanto, te contamos cuáles son los números del cero al cien para que te vayas haciendo una idea. Por ejemplo, el dos es un número primo y todos aquellos que sean múltiples de él, no serán números primos. El número tres es primo, por tanto tampoco lo serán los múltiplos de él. Lo mismo ocurre con el cinco, el siete y el once. Con ellos, tenemos la tabla de números primos completa hasta la centena.

De todos modos no te agobies porque te contamos algún truco. Fíjate, todos los números que acaban en 0, 2, 4, 5, 6 u 8 o si sus dígitos suman un número divisible por 3, no se trata de un número primo. ¿Ves? Ya tienes un truco para poderlos ver.

Todo número que no es primo se define como compuesto. Eso sí, debes saber que por convención social el número 1 no es ni primo ni compuesto. Por eso, hasta ahora, no habías oído hablar de ellos.

Su naturaleza los convierte en imprescindibles para todo lo relacionado con el mundo de las matemáticas. Pero…

¿Para qué sirven realmente?

Pues son simplemente, el origen de todo. Desde el principio de los tiempos se ha tenido constancia de su importancia pero será en la antigua Grecia cuando realmente se escriba sobre ellos. De hecho, resultan imprescindibles en el Teorema Fundamental de la Aritmética. En definitiva, sin ellos no se podrían elaborar ni algoritmos ni cálculos complejos. Ten en cuenta que las matemáticas son la base de todo y sin ellas no avanzaría la ciencia. Así que, sin los números primos, nada existe. Así como los números primos son la base de las matemáticas, las matemáticas son la base de todos los avances.

Pero, los números primos no solo sirven para las matemáticas, debes saber que también son muy usados en términos de marketing ya que ayudan a sumar cantidades importantes en cuanto a repercusión.

Los números primos también son utilizados como sistema de cifrado debido a las ganas que tenían los humanos de salvaguardar su información y para ello, estos números son la clave.

Así que, si piensas en porqué te enseñaron en el colegio los números primos, ya ves que la razón es muy obvia. Sin ellos no existiría absolutamente nada de aquello que te rodea ni todos los avances científicos del momento. Aunque creas que nunca más los has vuelto a utilizar, estás muy equivocado porque están presentes en tu día a día.

Un número primo es aquel número natural que solo es divisible por él mismo y por 1. Si buscamos el origen de los números primos encontramos que empezaron a estudiarse en la época de los egipcios, hace unos cuatro mil años, aunque esta también la versión de que fueron los antiguos griegos quienes los descubrieron hace más de dos mil quinientos años.

¿Cómo se descubrieron los números primos?

Se descubrieron gracias a Erastótenes un matemático y filósofo que realizó un procedimiento con el cual obtenía de una forma rápida todos los números primos menores de un numero dado. Este procedimiento fue conocido como la Criba de Erastótenes.

Sobre el año 300 a.C. Euclides demostró que los números primos son infinitos y que el único que era par es el 2.

¿Cómo podemos saber si un número es primo?

Existen varias maneras de averiguarlo, aunque no siempre son 100% fiables. Algunas si que son fiables, pero resultan demasiado largas y lentas. Veamos algunas de ellas:

Divisibilidad por primos:

Este método es uno de los más utilizados por los profesores de primaria. Se trata de dividir el número que queremos averiguar por los números primos inferiores a él. Si el número es pequeño nos costará mucho menos de averiguar.

Regla del número par:

Cuando un número es par significa que puede dividirse por 2, lo cual ya nos está confirmando que no puede ser un número primo.

¿Para que se utilizan los números primos?

Los números primos se utilizan sobre todo en criptografía. El porqué esta expresado en el Teorema Fundamental de la Aritmética, que dice: Todo número natural puede expresarse como el producto de números primos.

Son muy utilizados en la protección de contraseñas y en las claves en el mundo de la informática por estar considerados los pilares de los números.

¿Cuál es el número primo más pequeño y cual el más grande?

Siempre nos han enseñado que en 1 es el número primo más pequeño, aunque en el mundo de los matemáticos no esté así considerado. Y en cuanto al mayor número primo, fue descubierto por un matemático estadounidense llamado Curtis Cooper con un número que tiene un total de 22.338.618 dígitos, entrando en el Guinness y formando parte de una clase especialmente rara denominados como primos de Mersenne.

Desde la antigüedad los números primos han sido objeto de interés y estudio de numerosos matemáticos, pero nadie ha encontrado la fórmula exacta para poder resolver todas las preguntas sobre los números primos. Nosotros con este post, hemos querido poner nuestro granito de arena para que lo hayas podido entender un poco mejor.